Opio Negro.

John Jade Palencar


Inmensa se ceñía a cada poro de mi piel,
como un opio negro la angustia que recorre la infinita vena;
es una resurrección en la distancia de un tiempo,
tiempo al que le araña la razón y le lastra la llanura estéril de la soledad,
allí traspasan la franja de los anhelos y hace intenso el vacío.

Negro, me asfixio el abismo de negarme a mí mismo,
insaciable me cala la piel esta lluvia de intransigencia
que me replica con un demerito tirano fugitivo
que moja de euforia en el mortal delirio de esta locura.

Ingrato me engaño y destrono el equilibrio
que expande mis sueños llenos de esperanza
asfixiándome entre palabras incoherentes
que saltan de mis labios para rompen el silencio de la noche
y embargar el sosiego de mi sueño.

Asustado y encogido con las manos prisioneras de mis rodillas,
cierro los ojos cada noche de mi destierro,
esperando la llegada de la resignación
y sobretodo la valentía sigilosa
que calme mi desventura
y me dé la firmeza para renacer en la cordura
y respirar sin el peso del recuerdo.  

16 comentarios:

  1. Hola poeta ! versos rotundos , fuertes .
    Admiro tu manera de definir ciertos estados de ánimo. De los más profundos
    y a veces difíciles.
    Un trabajo y una pintura de excelencia.
    Aplausos !
    Bella semana.
    Me encanta la portada nueva.
    Un abrazo gigante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la cara difícil del poeta, difícil, porque se destiñe el interior en un instante y la marabunta crece en palabras que no dejan de salir, quizás sea una forma de escapar de esos estados de animo que la vida pone a quienes hacemos de un sentir una tragedia o un diluvio de felicidad.

      Me alegra que te guste la portada las golondrinas son unas aves preciosas.

      Un abrazo gigante para ti.

      Eliminar
  2. Tu poema transmite una angustia que asfixia en medio de la soledad.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa soledad que se siete incluso cuando estas entre la multitud, soledad de espíritu, soledad interior que te desgarra y asfixia.

      Abrazos Rafael Humberto.

      Eliminar
  3. La cordura, amigo mío, no ofrece esos trocitos de felicidad, así sea en tiempo pasado o presente.Los recuerdos siempre están ahí, a la orden del día, son parte nuestra
    Me gusta cuando puedo entrar en tu espacio, que no siempre me es posible, hay algo que me bloquea, quizás el antivirus o algún gadget que se porta mal conmigo
    Te envío un beso, mi deseo de una excelente semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento tus problemas para conseguir acceder al blog, pero no se porque nadie me dice que sufran algo parecido.

      Espero que se solucionen esos diablillos que te molestan.

      Besos y gracias por estar.

      Eliminar
  4. uufff Agapaxis una calidad literaria uuff metáforas lapidarias hermosamente escritas, versos profundos si es comosi te embriagas de opio te nubla y los recuerdos te sentencian, mientras sueñas uufff te hieren te duele y el pecho grita , precioso, besos desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Beatriz, duele, se clava y al final escribirlo incluso ayuda un poquito, aunque los poetas solemos hacer mundos peyorativos y difíciles de entender por ser fundidos desde muy adentro.

      Besos.

      Eliminar
  5. A veces resulta más fácil hospedarnos en la locura, que mirarle a la cara a la cordura…
    Ambos caminos son parte de nuestra existencia, deambulamos de una a otra, a veces temerosos y acurrucados, otras, con nuestro rostro y nuestra mirada apuntando al cielo…

    Bellas letras que incitan a la reflexión… Un placer leerte…

    Bsoss!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La locura creo que es un refugio seguro para quienes tenemos un corazón sumiso al sentir, los que no queremos hacernos daño con la realidad, aunque tengamos que hacer votos de valentía y sonreir todos los días a la vida.

      Besos.

      Eliminar
  6. Seguro llega esa fuerza donde renacer, tus letras destilan sentimientos profundos
    entre bellas metaforas


    Un Abrazo y que tengas un feliz dia Agapxis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro, seguro que vendrán como la vida misma Slave.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Una profundidad desgarradora y magistralmente bien escrita. Tus versos son filos de la vida. Excelente poeta! es un gusto y honor leer tus creaciones. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mi me alegra que estés dejando un poquito de tu preciado tiempo entre mis letras.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Dicen que el tiempo cura, el tiempo no cura solo es el balsamo para que el dolor se pase , el bastón para levantarse y la garra para volver a volar. La cordura y la locura al igual que el amor y el odio se tocan en el sutil filo de un sentir que solo el latido conoce y el alma acoja
    Hermoso poema , intimo y que duele por haber sentido de manera igual ..... creo que todos nos hemos sentido así en algún momento
    un beso y feliz despertar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente lo que hiere no se cura nunca, la cicatriz el tiempo la va transformando pero siempre estar en nosotros el dolor del instante en que se abrió la herida tan solo podemos guardarla en la distancia física que nos hace asimilarla.

      Es difícil que los que tienen un corazón sincero no tengan estos latidos, pues su síndrome es la sensibilidad.

      Besos.

      Eliminar

Hola. Gracias por tu comentario.