Cruzado Dolor.



Cúmulo de luz que penetra
en la tiniebla de mi mente,
ahora me doy cuenta
me quiebro suavemente.

Volátil se hace mi sabia
y roja es a sangre congelada
cuando atrofia mi vena
tu mortal mirada.

Me derramo ante tus ojos
con gotas escarlatas
que se cuelan entre las grietas
abiertas por mis enojos.

Hidrato los desiertos del sosiego
de rabia y de dolor
y la arena se tiñe de color
del color insoportable del celo.

La impostura es mi tertulia
sentencia de la imaginación,
prendo poesía
en el genocidio de la inspiración.

12 comentarios:

  1. Prendes una flor en el jardín de tu poesía, porque eres caricia y melodía, iluminando el reflejo de tu alma, con cada gota de lágrima, y la tiniebla en el pecho de tu alma.

    Un placer leerte, Poeta.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mi querida amiga, siempre eres muy generosa conmigo creo que a veces mis verso derivan y levitan astillas, que quizás entre lineas el dolor se disipe o esparza, pero seguro que esta hay reivindicando su suspiro de calma o tal vez comprensión y aliento.

      Besos.

      Eliminar
  2. Y aquel que yace dentro…que late, siente y padece…aquel que somos en esencia, derrama su voz, su grito…y engendra, crea poesía…

    Precioso post, tus letras llegan…supuran esa voz, esa luz que dice y siente, a través de ellas…

    Un placer...

    Mil Bsoss!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pasar por los estados del alma es necesario para sentir, sintiendo desde dentro es fácil escribir, sembrar versos con sus esencias en los que germine la humildad, esa que tanto nos cuesta abrazar, pero así es la vida una poesía desbordada de sentires.

      Gracias por estar, besos.

      Eliminar
  3. Hay sentires que nos quiebran el alma
    que gotean letras escarlata
    y sin embargo intensifican el latido
    el deseo en un anhelo incansable
    ese que entre tu verbo se derrama
    y se hace verso al vuelo

    Pd/ gracias por tus palabras querido amigo
    y si te digo que hoy parece que llevo a Sade conmigo .... y me encanta ¡

    Un abrazo d buenas noches ¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a pesar de todo, cuando el latido es eco incesante en el silencio de la mente, ya no importa la sangre, se derrama, se derrama hasta hacerse cicatriz y el dolor solo es letanía escapándose entre los impulsos, mera traición de la rabia, sabiendo que al final un gesto, una palabra nos tendrá caminando nuevamente entre los latidos.


      Pd/ Nunca hay de que MaRia.

      Estoy seguro, es buena musica.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. uuff Amigo me ha dolido leerte jope !!!! Poeta duro... serán versos de un nuevo amor que sanen tu corazón y el desierto desaparecerá y jardín veras y también veras el reflejo del mar para nuevamente brillar de amor , precioso
    un beso grande desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Beatriz por tu huella y por tu lectura.

      Besos a tu brillo del mar.

      Eliminar
  5. Somos nosotros mismos nuestros propios verdugos cuando el temperamento nos juega en contra. Quizás hay que ir al fondo, al inicio para sanar el alma y entonces recibir lo bueno con bondad. Tu poesía es impresionante, mi lectura debe ser cuidadosa y repetida, todo un desafío que me gusta, me envuelve, me detiene en el tiempo poético. Un abrazo y feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevas mucha razón quizás pequé mucho de esconder las esencias de mis versos, quizás eso sea un arma de doble filo para mi poesía, pero me encanta que se bucee entre los versos hasta la comprensión.

      Un abrazo Paty gracias por estar.

      Eliminar
  6. Un broche final que conmueve, amigo poeta. La imagen elegida es preciosa y tan acorde con cada uno de tus versos que hace que imagine esas gotas escarlata y que sienta el dolor atravesado del poema.

    Mil besicos de domingo para ti.

    ResponderEliminar

Hola. Gracias por tu comentario.