La piscina de María.



En el mundo de los escondidos, mi pluma siempre tendrá un rostro que mostrar

9 comentarios:

  1. Siempre un placer encontrarte tras tu pluma, y volver a ver tu rostro.

    Mil besitos, amigo poeta.

    ResponderEliminar
  2. Un placer siempre, querido poeta... saberte y sentirte ahí!

    Bsoss enormes, y muy feliz finde!

    ResponderEliminar
  3. Tu pluma siempre está envuelta en sensualidad, y siempre tu rostro tocando al viento, y esa brisa que nos regalas con tus palabras que acarician, no solo las miradas, gracias por existir Poeta, y por unirte a esta iniciativa, aún desde el silencio, te lanzaste con todos, inmensas gracias.

    Besos, amigo mío.

    ResponderEliminar
  4. Al final nos tiramos algunos a la piscina y asi es bonito
    conocernos un poco mas
    verte y sentir en ti tus letras ... un placer

    Besitos y feliz finde

    ResponderEliminar
  5. Qué alegría conocerte! Hermosa definición de esta entrada!

    ResponderEliminar
  6. Como siempre daros mi agradecimiento a todos los que interactúan en este blog y que a través de las letras nos llevan a lo mejor de la amistad.

    Y pedir disculpas por estas semanas de ausencia y por pasar por vuestros blogs de puntillas y en silencio llevándome vuestras esencias y sentirés si dejaros huellas, pero a veces las circunstancias mandad y uno no puede estar por aquí todo lo que desea.

    Un abrazo a todos.

    ResponderEliminar
  7. Vengo desde el blog de María, voy saludando a los "piscineros" y aqui me he encontrado con una grata sorpresa, has necesitado muy pocas palabras para decir mucho. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Me gusta mucho la piscina así que no me costó nada "tirarme" a esta que nos propuso María.Gracias por pasar por mi blog y hacer un comentario, me alegra haberte conocido.Saludos

    ResponderEliminar

Hola. Gracias por tu comentario.