Vacío se queda el instante que no olvido.




Vacío se queda el instante que no olvido,
me lo arrebata el tiempo,
recuerdo nuestro juego
desnudando las horas del reloj
acurrucando el destino
en lo que fuiste tu
en lo que fui yo.

Una flor
en la noche ungió su suspiro
tu cuerpo mudo
tu tacto, tu calor,
el sabernos los dos.

Vacío se queda el instante que no olvido,
en el barco que despide al alba
mutiladas y sin asilo
aparecen las mañanas
y en ellas
prematuras y a horcajadas
no siento nada más que tu nada.

La sed
de tu desierto
en mi cama fría,
la sombra que vaga
y atiza la melancolía,
metamorfosis sonámbula
en la ingenuidad de mi mirada,
mi irada,
tan larga
y tan perdida.

Vacío se queda el instante que no olvido
y en su calma
espero
mientras me desequilibro,
desmayando mi soledad
en texturas de imposibilidad.



6 comentarios:

  1. Hay texturas que engarzan nuevos hilos con los que tejer otros caminos…

    Bello aun en la nostalgia y el sentir que inunda el alma…

    Un placer siempre leerte, querido poeta.

    Bsoss enormes.

    ResponderEliminar
  2. El poema va conduciéndonos por ese vacío,por esa nostalgia que invade irremediablemente. Y aún en su tristeza,es bello!

    ResponderEliminar
  3. Ese vacío que da escalofríos y hace temblar el cuerpo, esa sensación que invade el interior de nostalgia y recuerdos...

    Impresionante tu verso ***desmayando mi soledad en texturas de imposibilidad*** siempre me impresionan tus poemas, sabes llegar al alma.

    Un beso, Poeta.

    ResponderEliminar
  4. El desarmor también arranca lo más bello que sentimos, porque es cuando se desnuda el corazón y deja al aire todo lo que sangra.

    Mil besitos, amigo poeta.

    ResponderEliminar
  5. uuuff el título me llegó al alma Magistral !! al no haber olvido hay heridas estas enfermo de amor y cae en un vacío profundo donde tu corazón llora., donde tu alma, tu cama tu piel esta helada uufff aayy Poeta lindo que haces que uno se conmueva jooo que duro es a veces, un beso desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
  6. cuando el amor se convierte en un sueño
    gracias por compartirlo

    ResponderEliminar

Hola. Gracias por tu comentario.