A mi vera.




Con la claridad que expande
un rayo en la oscura tormenta
me enseñaste a mostrarme desnudo,
limpio y libre
frente a tus ojos,
nunca podre negar tu valentía
el sedimentado posar
de tu sabiduría
arquetipo sempiterno
que ligeramente se deshace en tu ser.

Me nutriste con tu esencia
con el fulgor de tu carne,
con esa locura
que yo ya no he encontrado en nadie,
resucitaste cada teoría
que yo asesinaba con melancolía
y en la expansión de tu vientre
sosegué mi derrota,
transición ineludible
para experimentar esta vida
sin desear otra.

Atado a tu pecho me deletree hombre
forje espirales en este corazón
que en el páramo de la infancia
supiste matizar
y entre mullida dulzura
me diste toda tu vida… y más,
me diste la cautela de saberte, mamá.





9 comentarios:

  1. Oh qué belleza! Qué preciosidad de homenaje a tu madre. Con tanta exquisitez bordas los versos, con delicadeza y amor.
    Realmente emocionante.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Precioso, una madre merece ese homenaje, ese cariño y reconocimiento pero no todos sabemos hacerlo con la belleza que tu lo has hecho. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Si te digo que me has emocionado, amigo poeta... me ha llegado muy profundo, me ha abrazado cada verso. Supongo que será la primavera y una que anda algo ñoña.

    Gracias por esta belleza que me llevo a mis sueños.

    Mil besitos para los tuyos.

    ResponderEliminar
  4. Emotivo, hermoso y sensible homenaje, mi querido amigo… Un maravilloso abrazo a ese bendito amor incondicional y puro, como es el de una madre…

    Un verdadero placer leerte y sentirte…

    Bsoss y abrazos enormes, y muy feliz noche.

    ResponderEliminar
  5. Qué bellísimo...

    Es precioso leerte.

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  6. Bellísimo y más este precioso homenaje a tu madre, escrito con el corazón, un gran reconocimiento, palpitando con amor con cada latido le has dado un abrazo.

    Mi admiración, amigo y poeta.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por vuestros comentarios, de corazón, ella como todas las madres de vez en cuando, siempre, se merece unas letras como estas o mas bonitas, aproveche que un pequeño enfado con ella, por supuesto pasajero y que pesaba mucho en mi interior para darle mi homenaje y el mas grande de los besos.


    Abrazos y gracias.

    ResponderEliminar
  8. Precioso...

    A mi esto me emociona...Es muy bello tu poema y el sentimiento por tu madre.

    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmen, no se lo digas a nadie, pero yo también me emociono cuando la leo.
      Besos.

      Eliminar

Hola. Gracias por tu comentario.