Desdoblado-sentimiento.




Nunca debí comprenderme tanto,
me miraba desde fuera
y atento a cada palabra,
me seguía escuchando,
solté el yo que por mi iba navegando
y en su travesía,
descubrió el imperio de los arcanos
que tanto asusta a los humanos,
se marchó a pulir el tiempo
y a su vuelta desmayado
lo acogí tangible entre mis manos.

Yo, sustantivo en el plenilunio
de una compasión
que crecía
en el páramo de mis días,
el, susurrando
en el alcanzable cielo de su linaje,
donde las analogías
vagamente dejaban limosna
en el cautivo desprecio del corazón.

Rezuma la agónica nostalgia
que ansía el camino de la tinta
envenenado destino
que mira los balcones enloquecidos
como un pájaro de plata,
no me mires con esos ojos
ángel de la sin esperanza,
tu pereza no existe
aun subsistiendo en la niebla,
la niebla,
que te ciega de alabanzas,
que nacen en el ocaso
y en el alba se afianza,
como linfa de sangre
que en mi vena furtiva
se calienta y arde,
pregúntame donde se condensa
la travesía del verso
que por mí no intercede,
la transparencia de mis sentidos
que me extirpas
de entre mis vírgenes muros
y que te llevas triunfador
al altar de un arrebato
de profanada vehemencia.

Te sé en la constante del viento
donde tiembla el infinito universo,
donde lloro
albuminas de soledad,
me fundo contigo
en la retahíla de armonía
que florece en mi pecho
y en la trayectoria que describe tu voluntad
suelto mis coherencias
dispuestas a seguir su vuelo.

14 comentarios:

  1. Qué poema precioso! Tiene imágenes perfectas, versos impecables que me hacen volver a leerte una y otra vez.
    Muy bello!
    Un enorme abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Es un flujo de la conciencia ... versado, liberado de las cadenas de la razón donde sólo habla el alma.

    Es precioso y me quedo corta, amigo poeta.

    Mil besitos de admiración para tu noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta esto del flujo de la conciencia, pero versado desde la mas profunda consciencia.
      Besicos.

      Eliminar
  3. Como una elucubración, como un sentimiento que se expresa libremente, verso a verso desciende la declaración. Un poema maravilloso de una plasticidad preciosa. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es asi una reflexión casi a medida.
      Gracias Ester un abrazo.

      Eliminar
  4. Esa voz irrefrenable que alza su alarido, contundente y desafiante, esa que exuda la única y verdadera razón del sentir (se)…

    Precioso, mi querido amigo… Una gran y sincera ovación.

    Bsoss y abrazos enormes, y muy feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mi querida y admirada Ginebra.

      Un beso y un abrazo para ti.

      Eliminar
  5. Qué profundas y preciosas son tus letras...

    Es un lujo leerte...

    Muchos besos, Agapxis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lujo es para mi tu lectura, motivo de aliento para seguir. Gracias siempre.

      Eliminar
  6. Tantas veces nos sentimos perdidos, desorientados, solos, viviendo una vida sin sentido. Nos aferramos a cualquier cosa que nos emocione, porque cuando sentimos emoción, nos sentimos vivos. Y es que la emoción remece el corazón y el alma. Luego el pensamiento se centra y se calma. Pensamos, no pensamos, escribimos, no escribimos. La fe es vital, así como el amor. Creo que somos los protagonistas de un gran plan divino, que nos conducirá a una eternidad llena de paz.
    Ufff, tus versos llenos de movimientos emocionales me inspiraron amigo. Fue como subirse a una montaña rusa. Realmente excelentes!!! Un fuerte abrazo. Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Después de escribir un poema casi siempre me surge un vacío que poco a poco se llena con tan bellos y alentadores comentarios.

      Gracias siempre.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. El predicado late intenso en los verbos de tu poesía.

      Un placer leerte mi admirado poeta.

      Un beso.

      Eliminar
  7. Gracias María, quizás a veces no tan intenso como debiera.

    Besos.

    ResponderEliminar

Hola. Gracias por tu comentario.